¿Qué son las alergias alimentarias?

Las alergias alimentarias son uno de los problemas que están más en boca de todos estos últimos años. Se tratan de la relación causa efecto entre la ingestión de un alimento y una respuesta anormal.

Varias veces al día consumimos una gran variedad de alimentos y sin embargo solo un pequeño número de ellos ocasionan la mayoría de las reacciones de hipersensibilidad. Los alimentos que con mayor frecuencia producen reacciones alérgicas están directamente relacionados con la edad de los pacientes y sus hábitos nutricionales.

Por ejemplo, a los 35 años, una amiga mía ha descubierto que es intolerante a la lactosa, cuando toda su vida había tomado leche sin problema (4 cafés al día, por ejemplo). Ha tenido que dejar el café y solo se toma infusiones. Cualquier comida que lleve lactosa, tiene que evitarla para no pasar una digestión horrorosa.

La reacción del sistema inmune

Cuando el sistema inmune (que tiene la misión de proteger contra bacterias, virus y elementos potencialmente dañinos) identifica erróneamente como nocivo un componente de cierto alimento (que recibe la denominación de alérgeno), se dispara la producción de anticuerpos.

La siguiente vez que se consume el alérgeno, los anticuerpos lo detectan y el sistema inmune libera en la sangre sustancias químicas (histamina y otras), que provocan los síntomas. En las alergias, una mínima presencia basta para detectar la reacción.

Las reacciones alérgicas varían de manera considerable en intensidad y duración. Los síntomas se localizan principalmente en el aparato digestivo, (boca, estómago e intestinos), aunque abarcan también otras partes del cuerpo.

Tipos de alergias alimentarias

Por lo general, dichas alergias alimentarias surgen dentro de la primera hora posterior al consumo y pueden ser:

  • Anafilaxia, una reacción que puede llevar a la muerte (el famoso shock anafiláctico.
  • Pérdida de conciencia.
  • Aceleración del pulso.
  • Descenso drástico de la presión arterial.
  • Constricción de las vías respiratorias.
  • Dolor de cabeza, mareos.
  • Congestión nasal con goteo, voz ronca.
  • Picazón y sarpullido en la piel.
  • Nauseas, vómitos, diarrea.
  • Dolor abdominal, cólicos.
  • Hinchazón en los labios, la lengua, la garganta

Tratamiento de las alergias alimentarias

El único tratamiento eficaz para combatir las alergias es evitar el o los alimentos que las causan.

Ante la aparición de los síntomas, o de cualquier reacción que despierte dudas se impone la consulta inmediata con el médico.

Deja un comentario