Efectos secundarios de la proteína Whey

0
2255

La razón por la cual insistimos tanto en no tomar suplementos proteicos sin consultar a un experto, es porque la lista de efectos secundarios tiende a ser un poco extensa y depende mucho de cada tipo de persona.

Esto quiere decir que los efectos secundarios, de presentarse, lo harán de manera diferente y con intensidad diferente dependiendo de la persona que esté bajo el régimen.

Esta de más decir también, que al momento de presentarse alguno de estos problemas o efectos secundarios, es sumamente importante comunicarse con un médico que pueda ayudarnos a resolver el problema de la mejor manera acorde a nuestro organismo.

Así que seamos inteligentes, las proteínas Whey tienen un gran número de beneficios (que listamos en este artículo sobre beneficios de la proteína Whey) si se usan de la manera correcta.
Pero hay que tener en consideración ciertas condiciones como alergias y enfermedades hereditarias, que pueden afectar directamente, no solo en funcionamiento de la proteína, sino el de nuestro cuerpo.

Empecemos con los efectos secundarios que pueden causar las proteínas Whey.

suplementos-deportivos-whey

Los efectos secundarios de la proteína Whey

Uso excesivo

El uso excesivo de las proteínas Whey puede llegar a ser causante de la generación de cálculos en los riñones.

Aunque no es una causa directa a ciencia cierta, hay estudios que demuestran que las grandes cantidades de proteína pueden ser participes de empeorar la situación si ya se está sufriendo de ella (aunque no nos demos cuenta). Esto se suma a otros problemas renales que pueden ser causados por el consumo excesivo de los suplementos proteicos a base de suero de leche. Lo mejor que se puede hacer para evitar este problema es tomar grandes cantidades de agua (más de las normales) y fibra dietética.

Alergia a los lácteos

Cuando se es alérgico o sensible a los lácteos, hay que consumir con mensura las proteínas Whey y siempre bajo control estricto. El suero de leche contiene lactosa, esto no es un secreto para nadie.

Esto puede ser contraproducente para las personas que sufren de intolerancia a este compuesto o simplemente tienen problemas digestivos. Importante ver al médico en casos como estos.

Enfermedades del hígado

Además del cálculo renal, la proteína de suero de leche puede empeorar problemas y enfermedades en el hígado. Esto ocurre, como siempre, cuando se excede la dosis o el tiempo recomendados para el consumo de las proteínas Whey; siempre hay que tener una medida estipulada para reducir las posibilidades de generar estos efectos secundarios.

Deficiencias cardíacas

Contradictoriamente, las proteínas Whey consumidas en exceso o sin control, pueden tener efectos sumamente peligrosos para las personas que sufren de alguna deficiencia cardíaca o enfermedad del corazón. Al consumir descontroladamente este suplemento, podemos causar en nuestro cuerpo desde arritmias, hasta paros cardíacos.

Acidificación de la sangre

Un efecto secundario común del consumo excesivo de las proteínas Whey es la acidificación de la sangre. Estudios han demostrado que tener demasiada proteína corriendo por la sangre aumenta su pH, causando problemas metabólicos.

Fatiga y debilidad

Hay quienes, además, se quejan de fatiga y debilidad al consumir exceso de suplementos proteicos. Esto va de la mano directamente con los problemas digestivos, con los que se puede sufrir de gases, hinchazón y calambres. Esto, sobre todo ocurre con personas que toman la proteína y no pueden hacer ejercicios para romperla.

Por esto, es necesario que los pacientes que las personas que hayan tenido una operación o algún accidente que les exija estar inmóviles durante tiempo prolongado, tengan en cuenta consultar con su médico antes de consumir las proteínas Whey.

Cetosis

Otro efecto secundario común es el desarrollo de cetosis, una enfermedad metabólica que aumenta la producción de acetona y sus derivados en la sangre y orina. Esto ocurre cuando tenemos una dieta baja en carbohidratos y alta en proteínas; la energía empieza a quemarse con proteínas, ya que la grasa en el cuerpo tiene niveles muy bajos. Esto produce una presión muy grande en el hígado y causa daños que pueden llegar a ser irreparables con el tiempo.

Diarreas y otros efectos secundarios

Entre otros efectos secundarios encontramos diarreas, hinchazón de la boca, labios y garganta, nauseas y silibancias. Esta última es una reacción alérgica a la proteína de suero de leche que se encuentra en la formula de las proteínas Whey, con la que se pueden tener dificultades para respirar y falta de aliento.

Ante la duda, consulta primero a tu médico

No podemos dejar este post sin repetir lo importante que es consultar a un médico o un experto en el tema antes de empezar a consumir las proteínas Whey para hacer ejercicios o con cualquier otro fin.

Además, también es necesario que tan rápido como se tengan sospechas de sufrir de alguno de los efectos secundarios mencionados, se suspenda el uso de la proteína y se ponga en contacto con su médico para hallar una solución temprana y así evitar daños irreparables.

Las proteínas whey tienen una buena cantidad de beneficios para el cuerpo, pero no podemos ignorar el peligro de los posibles efectos secundarios que podamos sufrir al consumirlas.

Dejar respuesta