Alimentos para el corazón

0
35
Alimentos buenos para el corazón

Los alimentos para el corazón, bien distribuidos en una dieta equilibrada, pueden ayudarte a vivir más, mejor, conseguir regular tu peso y mantener al médico lo más alejado de ti.

Una alimentación saludable para el corazón equivale a una dieta saludable para la presión arterial y para el colesterol.

Consejos sobre los alimentos para el corazón

Antes de hablar de algunos alimentos concretos que te ayudarán a tener un corazón más sano, te voy a dar unos consejos generales sobre qué debe contener tu dieta.

  1. La dieta diaria debe incluir fruta y verdura, cereales integrales y nueces.
  2. Utiliza aceite vegetal para cocinar (no manteca ni mantequilla)
  3. Incluye pescado (especialmente azul) al menos dos veces a la semana.
  4. Acompaña las comidas con legumbres (por lo menos dos días a la semana)
  5. Elige las versiones desnatadas de los lácteos y derivados que consumas
  6. Trata de sustituir la sal por especias o limón.
  7. Nunca olvides beber agua

Alimentos para el corazón

Alimentos para el corazón que debes conocer

Pescado azul

Salmón, caballa, sardina etc son alimentos buenísimos para el corazón, contienen abundantes cantidades de omega-3 que tiene un doble efecto en el organismo.

Por una lado reducen el riesgo de arritmias y, por otro, son aliados contra la acumulación de grasa en las arterias.

La avena

Hablo de la avena en su versión más tradicional (no la avena en polvo, ultrarefinada y con azúcares añadidos).

Rica en fibra, es buenísima para estimular el sistema digestivo y para absorber la grasa antes de que se vierta en el torrente sanguíneo.

Frutos de bosque

Arándanos, fresas, frambuesas etc.

Contienen compuestos antioxidantes y vasodilatadores que, además, ayudan a reducir la presión arterial.

El chocolate negro

Siempre y cuando se trate de chocolate con una pureza mínima del 60/70% ya que es lo que garantiza un aporte de suficiente flavonoides (antioxidantes de origen vegetal) que colaboren en la reducción de la presión arterial, de la inflamación y de la coagulación de la sangre (evitando trombos, por ejemplo).

Naranjas, pomelo, limones

Son frutas cítricas muy ricas en vitamina C pero también en los flavonoides que mencionaba anteriormente con el mismo efecto: asegurar la fluidez del riego sanguíneo.

La soja

Hablo de la soja y de sus derivados, como el tofu o la leche de soja, ya que se tarta de un aporte de proteína de origen vegetal, no animal, y por tanto más bueno para la salud cardiaca.

La es uno de mis alimentos para el corazón favoritos ya que es muy completo: aporta fibra y vitaminas, las grasas que contiene son poliinsaturadas, y, además, es rica en minerales.

Ayuda a disminuir los niveles de colesterol y puede ayudar a disminuir la presión arterial.

Tomates

Es una hortaliza rica en potasio y un poderoso atiinflamatorio, pero además son un alimento perfecto para una dieta sana ya que son saciantes sin un gran aporte de calorías y tienen un nivel muy bajo de azúcares. Perfectos para la salud sanguínea y para la salud en general.

Frutos secos

Almedras, nueces, avellanas etc.

Son muy ricos en vitamina E, que es fantástica contra la acumulación del colesterol en la sangre, y en omega-3.

Forman parte de los alimentos para el corazón pero también son un buen complemento en cualquier dieta.

Come sus versiones tostadas o crudas, sin sal.

No te excedas en su consumo, se recomiendan unos 10 grs al día.

Legumbres

Lo bueno que tiene las legumbres es que aportan proteína vegetal, pero, además, ayudan a controlar el azúcar en sangre que es una de las causas más importantes de las enfermedades cardiovasculares.

Otros alimentos para el corazón

Como vemos la lista es grande y los estudios sobre nutrición no paran de ampliarla.

Hay frutas buenas como el aguacate y la granada, derivados vegetales como el aceite de oliva y bebidas como el té verde que son muy buenos complementos en una dieta “heart-friendly”.

Por tanto es muy fácil elaborar un menú partiendo de todos estos ingredientes sin necesidad de comer aquellos que, claramente son perjudiciales (la comida basura, las harinas refinadas, las grasas saturadas…).

Come sano, vive mejor.

Dejar respuesta